María Reina de la Paz

María Reina de la Paz

lunes, 26 de enero de 2009

.


Mi Música


MusicPlaylistRingtones
Music Playlist at MixPod.com

Hijo de La Inmaculada

Queridos amigos....

Me encanta poder compartir con ustedes por medio de este blog. Aunque me atropella la tecnología, valerse de ella como un medio de evangelización y sobre todo como una herramienta para conocer a mis hermanos me encanta.

Hace 18 años viví una experiencia que cambió mi vida radicalmente, tuve la gracia de ver y escuchar a la Virgen Santísima, Ella me dijo: "Te amo, dile a mis pequeños cuanto los amo". Desde ese momento dentro de mi pobre humanidad he tratado de entregarle este mensaje a la mayor cantidad de gente posible, por el amor que Ella nos tiene y por la alegría que he tenido de vivir esta experiencia. Fruto de ese amor de la Virgen, comencé a cantarle. Compongo con cierta frecuencia música para Ella y por Ella para Jesús, no tengo falsas expectativas al hacerlo, lo hago solo por amor, hacia Ella y hacia ustedes. Si quieren escribirme, si puedo ayudarles de alguna forma, si quieren que cantemos en algun momento, avísenme, para eso estoy!

Estoy casado hace 13 años, mi esposa se llama María Angélica y tenemos 5 hijos: María, Juanita, Felipe, Ana y Belén, es posible que lleguemos a tener más, a mi me gusta el numero 7! Para cumplir bien con mi misión, mi hogar debe estar bien en primer lugar, asi que mi tiempo y mi agenda dependen en gran parte de nuestra vida familiar, ustedes entenderán.

Si quieren sumarse a mis contactos de facebook, reviso el correo a diario, mi mail es felidemaria@yahoo.com.... Bueno, les mando un abrazo y le entrego a la Virgen Santísima todas sus intenciones y los rectos deseos de sus corazones.

Un abrazo y si tienen preguntas, me cuentan.

Dios los bendiga y los acompañe, no olviden confesarse, comulgar, rezar el Rosarito y consagrarse a su Corazón Inmaculado.....Hablamos!!!

Felipe Gómez

El pecado "pequeño"

Aquí se esconde el gran peligro del pecado pequeño: Verlo como algo que depende completamente de mí, de lo cual respondo sólo ante mí mismo. Yo lo escojo o yo lo rechazo, sin que me parezca que debo rendir cuentas a nadie, sin que se enfade mucho Dios ni quede muy dañada mi fidelidad cristiana. Como se dice por ahí, “yo me lo guiso y yo me lo como”; además, parece que no provoca indigestión alguna...

De este modo, insensiblemente, empezamos a organizar nuestra vida no según el amor a Dios y al prójimo, ni según el heroísmo y la integridad que debería caracterizar a todo cristiano. Desde luego, seguimos en guardia para evitar los “pecados grandes”, incluso tal vez tenemos la costumbre de confesarnos lo más pronto posible si tenemos la desgracia de cometer un pecado mortal. Pero esos pecados pequeños corroen poco a poco la conciencia y nos acostumbran a aceptar un modo de vivir que no es evangélico, que nos aparta del amor pleno, que nos lleva a caminar según el aire de nuestros gustos o caprichos.

Necesitamos pedir ayuda a Dios para reaccionar ante este peligro. No sólo porque quien se acostumbra a la mediocridad de los pecados pequeños está cada vez más cerca de cometer un “pecado grande”; sino, sobre todo, porque no hay cristianismo auténtico allí donde no hay una opción profunda y amorosa por vivir los mandamientos en todas sus exigencias (hasta las más “pequeñas”, cf. Mt 5,18-19).

No se trata sólo de no hacer el mal (y ya es mucho), sino, sobre todo, de aceptar la invitación a amar, a servir, a olvidarse de uno mismo, a dar la vida (en las pequeñas fidelidades de cada hora, en lo ordinario, en lo “sin importancia”) por nuestros hermanos...

MENSAJE DE NUESTRA SEÑORA. ES URGENTE DARLO A CONOCER‏

Hijo mío, recuerdas cuando eras pequeño e inquieto, que tu mamá te decía: "no hagas esto, no te subas aquí, no te portes así, ten cuidado" ¿que pasaba? la desobedecías y al lastimarte, pecar y hacerte daño, repetías en medio de lagrimas: " Mi mamá me lo advirtió, ella sabía que esto pasaría".

¿Que sentía tu mamá al verte herido? dolor hijo, pero en su corazón sabía que te lo había anunciado y esperaba que las consecuencias de tu desobediencia te sirvieran de lección para que así, aprendieras a portarte bien y a hacer lo que ella te dijera... todo hijo, todo, por amor.

Mira ahora a mis hijos en estos tiempos, ¿cómo se comportan? ¿Qué hacen? ya no son travesuras sino gravísimos pecados con los que ofenden a Dios y graves también hijo mío, serán las consecuencias de sus actos.

Asesinan a sus pequeños, hacen ídolos en torno al dinero creyendo que con el pueden comprar la felicidad, se hacen esclavos de sus placeres y se van en contra de Dios y sus mandamientos. Ay! hijos míos Ay de ustedes y sus infidelidades...Ay! de esta pobre humanidad.

Esta vez hijo mío, las heridas no serán tan fáciles de sanar, esta vez no serán algunas cicatrices las que aleccionen a los hombres, esta vez el Señor dejará caer su justicia sobre aquellos que conociendo la verdad prefirieron obedecer al maligno y rechazaron a Dios como su verdadero Padre, convirtiéndose así en hijos de las tinieblas.

Tratan de "traducir" con pensamientos orgullosos mis mensajes, diciendo que Dios no castiga, que Dios no obra así, que El nunca los va a reprender, que vengo a quitarles la esperanza, que estos mensajes son invención humana.

Pobres de ustedes mis verdaderos apóstoles si eso dicen de mis palabras que no dirán de ustedes? hijitos serán cada vez más perseguidos, calumniados, algunos serán desterrados e incluso les mandarán a callar mis palabras. Pero cuando ustedes queden mudos: el cielo gritará!
Cuando los obispos reconozcan como ciertas mis apariciones y digan: "estos mensajes eran ciertos" ya será demasiado tarde para muchos.

Hijos amados, pronto se derramará la copa de la justicia Divina sobre la humanidad y me refiero al pronto de ustedes, no crean hijos que porque para Dios 1 día pueden ser 1000 años, en su omnisapiencia no sepa que quiere decir cuando me dice que les diga "pronto"
¿Por que creen que me permite hacerles este nuevo y urgente llamado suplicante? abran sus corazones hijos, obedézcanme.

Ay! de esta humanidad, Ay! de mis hijos los sacerdotes... todos los sacerdotes deben rezar el Santo Rosario diariamente, debe dedicarle tiempo a la oración, todos los sacerdotes deben ser humildes y pequeños, obedientes al Santo Padre.

Todo sacerdote hijitos debe ser célibe y comportarse como tal, si no rezan el Santo Rosario, como lo lograrán?
El Señor así lo quiere, esta es su voluntad. Dios reclama la santidad de sus sacerdotes, la pureza de sus hijos: oren y hagan ayuno y penitencia por esta intención.

Si la humanidad no se arrepiente no llegará la paz, el mundo sentirá hambre y no será saciado hasta que reconozca al Cordero de Dios como el único que puede quitar los pecados del mundo, toda la humanidad hijos míos se postrará a los pies de la cruz.

Ay! de mis hijos que predican el amor pero no lo viven, pobres de aquellos que persiguen la verdad y se hacen esclavos de sus mentiras, Ay! de aquellos que han manchado la belleza de la Iglesia con sus confusiones y vidas escandalosas, pobre hijos míos en su ceguera no llegarán al conocimiento de la verdad y se perderán arrastrando a muchas ovejas por los abismos de la mentira.

Ay! de aquellos que conociendo el bien se han decidido por el mal.Miren el reloj de la humanidad pequeños, pronto llegará la media noche y algunos aun creen que hasta ahora es medio día.
Levántense hijos, algunos de ustedes perecerán pronto y no se despertarán para gozar de la vida eterna.

Me duele mucho el corazón hijos, estoy afligida al ver como se extravían y caminan hacia la muerte eterna.
Oren hijos, oren mucho, deben rezar muchos rosarios.
Renuncien al pecado y caminen hacia la verdad: el tiempo es corto y algunos aun no lo creen....EL TIEMPO ES CORTO. MUY CORTO.

Los amo hijos y tan solo quiero llevarlos a adorar a mi Hijo y a que comprendan la urgencia de mis palabras. Los amo

El sol está cansado de brillar, el tiempo va de prisa y ustedes aun permanecen dormidos... despiértense hijos, oren y velen para no caer en tentación.

MENSAJE DE NUESTRA SEÑORA DEL REFUGIO EN HUAIKA, TABIO- CUNDINAMARCA



Primer Sábado de Febrero 07, 2009

Hoy de una manera especial, los invito a rezar más de un Rosario al día, ustedes pierden mucho tiempo. Dios quiere instaurar el reinado de mi Corazón Inmaculado en sus corazones, en estas tierras benditas y en el mundo entero, pero sin sus oraciones nada podemos hacer; ofrézcanme por lo tanto hijitos, mas de un rosario al día; ustedes han oído todos mis mensajes pero no los ponen en practica.

Yo los invito hijitos a que se consagren a mi Corazón Inmaculado, a que ayunen a pan y agua los Viernes, a contemplar la Pasión de Jesús. Se avecina una gran tormenta para el mundo, muchas almas se perderán si ustedes no atienden a mis mensajes, muchos de ustedes serán perseguidos; les tildaran de locos por llevar mis mensajes por el mundo.
Sin embargo hijos, si ustedes callan, muchas de mis ovejas se precipitarán por los abismos de la mentira, de la ausencia del amor de Dios.

Hijos míos, oren, ya se los he dicho, ya les he repetido; antes la copa se estaba llenando, ahora se esta rebozando, mi Hijo dejara caer su brazo sobre el mundo, ustedes hijos sean obedientes; dejen de preocuparse por las cosas del mundo; dediquen su tiempo, su vida entera a servir al Señor, no se dejen engañar, solo así hijitos, ustedes serán felices, dejando que Dios llene todos los espacios, los vacíos de sus corazones, no teman hijos, ustedes no tiene nada que temer, vivan hijos en gracia de Dios, alaben al Señor en todo momento y lugar, bendíganlo hijos, bendigan a mi hijo Jesús quien derrama grandes bendiciones sobre sus corazones en este momento, les bendice el Señor en su amor misericordioso.

¿Por que hijos…Por que mis hijos no atienden a mis palabras?
para que el Reino del Padre sea instaurado en el mundo necesito de ustedes como piedras angulares, necesito de sus ofrecimientos, entreguen al Señor su dolor, sus enfermedades, sus afanes, todo hijos, ofrézcanse ustedes mismos, a ustedes pequeños, los invito a ser llamas encendidas en medio de la tinieblas del mundo.

Pequeños, grandes señales, grandes manifestaciones han recibido y recibirán quienes atienden a mi llamado, abran su corazón hijitos, y no se preocupen, les insisto pequeños, entréguenme definitivamente su corazón. Ustedes, los esposos sean pacientes con sus esposas y con sus hijos, quienes aun están solteros, permanezcan adorando al Señor en su estado de vida, Hay pequeños, satanas se ha centrado en destruir a la familia, protejan ustedes a la familia con su oración.

No teman hijos, no teman, abro mis brazos y los cubro bajo mi manto, los necesito a todos y cada uno de ustedes, que este mensaje llegue a todos mis pequeños, anúncienles hijos este tiempo de gracia, bondad y misericordia ; antes de que el Señor derrame la copa que el mundo se merece por haberse apartado del amor, por haber sembrado el odio, el rencor, y el resentimiento.Oren pequeños, el Señor no quiere verlos tristes, el Señor quiere la alegría y el gozo de sus hijos, pero ustedes caminan hacia la perdición.
Pequeños míos, acepten la Misericordia.

Yo soy la Mujer Vestida de Sol, yo soy su Madre quien tanto los ama y les invito a perseverar, perseveren pequeños, acepten todo lo que ocurre en sus vidas, como venido de la mano del Padre, pues El tiene un corazón grande para amarlos y ustedes a veces se olvidan de El, repitan siempre: Abba Padre, yo te amo.
Los amo hijitos, los amo y los bendigo, lleven esta bendición en sus corazones.

Bendiciones en nombre del Padre, de mi Hijo Jesús y del Espíritu de Dios. Bendiciones a todos ustedes mis pequeños.

Sean buenos y Dios los hará santos.

LA SANTA MISA

Del libro "Para salvarte" del P. Jorge Loring:

HERMANO, SABIAS QUE...
  • Una sola Misa glorifica más a Dios que lo que le glorifican en el cielo por toda la eternidad todos los ángeles y santos juntos, incluyendo a la Santísima Virgen María, Madre de Dios. La razón es que la Virgen y los Santos son criaturas limitadas, en cambio la Misa, como es el Sacrificio de Cristo-Dios, es de valor infinito.
  • Oír una Misa en vida aprovecha más que las que digan por esa persona después de su muerte.
  • La Misa es el acto más importante de nuestra Santa Religión, porque es la renovación y perpetuación del sacrificio de Cristo en la cruz.
  • En la Misa se reactualiza el sacrificio que de su propia vida hizo Jesucristo a su Eterno Padre en el calvario, para que por sus méritos infinitos nos perdone a los hombres nuestros pecados, y así podamos entrar en el cielo.
  • En la Misa se hace presente la redención del mundo. Por eso la Misa es el acto más grande, más sublime y más santo que se celebra cada día en la Tierra.
    Decía San Bernardo : el que oye devotamente una Misa en gracia de Dios merece más que si diera de limosna todos sus bienes...
  • Con cada Misa que oigas aumentas tus grados de gloria en el cielo.
  • La única diferencia entre el sacrificio de la Misa y el de la cruz está en el modo de ofrecerse: en la cruz fue cruento (con derramamiento de sangre) y en la Misa es incruento (sin derramamiento de sangre), bajo las apariencias de pan y vino. «Los sacrificios de la Ultima Cena, el de la Cruz y el del altar, son idénticos».
  • Todos los fieles que asisten al Sacrificio Eucarístico lo ofrecen también al Padre por medio del sacerdote, quien lo realiza en nombre de todos y para todos hace la Consagración.
  • Hay quienes dicen que no van a Misa porque no sienten nada. Están en un error. Las personas no somos animales sentimentales, sino racionales ... El cristianismo no es cuestión de emociones, sino de valores. Los valores están por encima de las emociones y prescinden de ellas. Una madre prescinde de si tiene o no ganas de cuidar a su hijo, pues su hijo es para ella un valor. Quien sabe lo que vale una Misa, prescinde de si tiene ganas o no. Procura no perder ninguna, y ve de buena voluntad.
  • Para que la Misa te sirva basta con que asistas voluntariamente, aunque a veces no tengas ganas de ir. La voluntad no coincide siempre con el tener ganas. Tú vas al dentista voluntariamente, porque comprendes que tienes que ir; pero puede que no tengas ningunas ganas de ir.
  • Algunos dicen que no van a Misa porque para ellos eso no tiene sentido. Cómo va a tener sentido si tienen una lamentable ignorancia religiosa» A nadie puede convencerle lo que no conoce. A quien carece de cultura, tampoco le dice nada un museo. Pero una joya no pierde valor porque haya personas que no saben apreciarla. Hay que saber descubrir el valor que tienen las cosas para poder apreciarlas.
  • Otros dicen que no van a Misa porque no les apetece, y para ir de mala gana, es preferible no ir. Si la Misa fuera una diversión, sería lógico ir sólo cuando apetece.
  • Pero las cosas obligatorias hay que hacerlas con ganas y sin ganas. No todo el mundo va a clase o al trabajo porque le apetece... A veces hay que ir sin ganas, porque tenemos obligación de ir. Que uno fume o deje de fumar, según las ganas que tenga, pasae. Pero el ir a trabajar no puede depender de tener o no ganas. Lo mismo pasa con la Misa. Ojalá vayas a Misa de buena gana, porque comprendes que es maravilloso poder mostrar a Dios que le queremos, y participar del acto más sublime de la humanidad como es el sacrificio de Cristo por el cual redime al mundo.
    Pero además, la asistencia a la Misa dominical es obligatoria, pues es el acto de culto público oficial que la Iglesia ofrece a Dios.
  • La Misa es un acto colectivo de culto Dios. Todos tenemos obligación de dar culto a Dios. Y no basta el culto individual que cada cual puede darle particularmente. Todos formamos parte de una comunidad, de una colectividad, del Pueblo de Dios, y tenemos obligación de participar en el culto colectivo a Dios. No basta el culto privado.
    El acto oficial de la Iglesia para dar culto a Dios colectivamente, es la Santa Misa. El cumplimiento de las obligaciones no se limita a cuando se tienen ganas. Lo sensato es poner buena voluntad en hacer lo que se debe.El cristianismo es una vida, no un mero culto externo. El culto a Dios es necesario, pero no basta para ser buen cristiano. La asistencia a Misa es sobre todo un acto de amor de un hijo que va a visitar a su Padre: por eso el motivo de la asistencia a Misa debe ser el amor.
  • Siendo la Santa Misa «reproducción incruenta del sacrificio del calvario, tiene los mismos fines y produce los mismos efectos que el sacrificio de la cruz».
  • La Misa se celebra por cuatro fines :
    1. Para adorar a Dios dignamente. Todos los hombres estamos obligados a adorar a Dios por ser criaturas suyas. La mejor manera de adorarle es asistir debidamente al Santo Sacrificio de la Misa.

    2. Para satisfacer por los pecados nuestros y de todos los cristianos vivos y difuntos.
    3. Para dar gracias a Dios por los beneficios que nos hace: conocidos y desconocidos por nosotros.
    4. Para pedir nuevos favores del alma y del cuerpo, espirituales y materiales, personales y sociales.
    Para alabar a Dios, para darle gracias por un beneficio, para pedirle un nuevo favor, para expiar nuestros pecados, para aliviar a las almas del purgatorio, etc., etc., lo mejor es oír Misa.
    Por lo tanto, nuestras peticiones, unidas a la Santa Misa tienen mayor eficacia. Pero la aplicación del valor infinito de la Misa depende de nuestra disposición interior.
  • La Misa se ofrece siempre solamente a Dios, pues sólo a Él debemos adoración, pero a veces se dice Misa en honor de la Virgen o de algún santo, para pedir la intercesión de ellos ante Dios.
  • Una sola Misa, bien oída, nos aprovecha más que mil Misas que nos apliquen después de nuestra muerte.
  • Muchos cristianos tienen la costumbre de ofrecer Misas por sus difuntos. Es ésta muy buena costumbre, pues una Misa ayuda a un difunto mucho más que un ramo de flores sobre su tumba.

Por leer la Palabra, no se debe dejar de ir a Misa, donde ofrecemos TODO a Dios: al actualizarse el sacrificio de la Cruz.

¿Que pasa en Cada Misa?

Si Jesús se apareciera, ¿no correríamos a verlo, tocarlo, adorarlo? Jesús está aquí y lo ignoramos. Jesús nos espera de cuerpo presente (Mc 14, 22-24) en la Eucaristía:

si no coméis la carne del Hijo del hombre, y no bebéis su sangre, no tenéis vida en vosotros” (Jn 6,53; 1 Jn 5,12).

Si comulgamos en estado de Gracia y con amor, nos hacemos uno (común-unión) con el Amor y renovamos la Nueva Alianza de Amor. Si faltamos a las bodas del Cordero (Ap.19,7-10) con su Iglesia (nosotros), sabiendo que rechazamos el Amor de Dios, que está derramando toda su Sangre por nuestros pecados personales, nos auto-condenamos a estar eternamente sin Amor:

Si no ponemos los medios para confesamos lo antes posible y nos sorprende la muerte sin arrepentirnos, nos auto-condenamos al infierno eterno (Catecismo 1033-41; Mt. 5,22; 10, 28; 13,41-50; 25, 31-46; Mc 9,43-48, etc.)

MENSAJE DE LA SANTÍSMA VIRGEN MARÍA

Mayo 13 de 2009
Casa de Oración “Madre de la Divina Gracia”
Bogotá D.C.
Colombia
“Hijos de mi corazón: Yo os bendigo a vosotros en nombre de Dios el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo…

Yo soy la Madre de la Divina Gracia, la Madre de Jesús y vuestra Madre… Hoy, mi corazón ser regocija al veros en torno al banquete, en torno al Altar, en torno a la Santa Eucaristía… Mi Hijo Jesús se ha entregado a vosotros… Mi Hijo Jesús os sana, os libera, os bendice…

Mi corazón hoy, vestido de fiesta, mi Inmaculado Corazón hijitos, os exhorta a la verdadera conversión de corazón… Os exhorto a llevar una vida en Dios, a enmendar todo con lo que habéis ofendido a Dios a través de vuestros sacrificios, a través del Sacramento de la Reconciliación…

Mis hijos, COLOMBIA: De vuestros brazos sale luz para el mundo, más debéis permanecer orantes… La oscuridad se ha apoderado de tantos de mis hijos que, día a día, se pierden en la falta de amor, en la incredulidad y en el desamor… Estáis vosotros mis hijos, llamados a llevar el Mensaje de Cristo y como estandarte llevar la Cruz…

Mi Corazón Inmaculado os bendice… Os aseguro hijitos, que todas vuestras oraciones han sido escuchadas esta noche… Os aseguro mis almas, mis pequeños hijitos, florecillas de mi jardín, que habéis agradado el corazón de, esta, vuestra Madre…

Dejad que Jesús penetre en lo más profundo de vuestras almas… Sed eucarísticos, sed obedientes… ¡Amad al Papa!... Sed fieles y nunca hijitos, perdáis la esperanza…

Vivís tiempos dolorosos, vivís tiempos donde el orgullo se ha apoderado de tantas naciones… El mal pretende acabar con la Obra de Dios pero no lo podrá hacer, pues al final, como en la Coba os lo digo ahora, mi Inmaculado Corazón triunfará!... Bendiciones… bendiciones… Bendiciones…”.

lunes, 27 de octubre de 2008

CHAT MARIANO


Get your own Chat Box! Go Large!